Año VI - 29 de Marzo de 2008

Bolinfo Nº 590

El verdadero mensaje de las cacerolas.

La verdad jamás estará en los ignorantes, en los cobardes, en los cómplices, en los serviles y menos aún en los idiotas.

Contenidos:
El silenciado allanamiento a Papel Prensa.
Contundente señal contra la prepotencia K.
Cacerolazos espontáneos en Barrio Norte, Recoleta, Belgrano y Palermo.
Las fuerzas de choque del Gobierno perdieron la calle.
D'Elía tomó la Plaza de Mayo.
Jorge Fontevecchia cuenta la agresión piquetera que sufrió.
El cacerolazo y la policía de la ciudad.
Zona liberada: D’Elía y los piqueteros K echaron otra vez a los ciudadanos que manifestaban a favor del campo.
Luis D´Elía: "No tengo problemas en matarlos a todos".
Carta abierta a Luis D'Elía.
El acto de Parque Norte bautizó a D'Elía como fuerza de choque oficial del kirchnerismo
La prepotencia de Cristina.
Intentos de saqueos.
Carta abierta a Cristina.
El crimen de Calafate.
"Pensé que no iba a escribir más sobre los años setenta".
El emotivo retorno del cacerolazo.

El verdadero mensaje de las cacerolas.

 Epidemia de autismo en Argentina.
Consejos del doctorcito Goebbels a una sudaca prominente.
¿Será cierto qué...?

  El silenciado allanamiento a Papel Prensa. Por Carlos Forte.

Frente al completo silencio de los grandes medios, hace unos días fue allanada la firma Papel Prensa por el juez Federal Carlos Villafuerte Russo luego de la recepción de una denuncia anónima donde se indicaba que la firma estaba vertiendo efluentes contaminantes.

Según menciona el semanario La Opinión de la localidad de San Pedro, "en el allanamiento participaron funcionarios del Departamento de Delitos Ambientales de la Superintendencia del Interior de la Policía Federal Argentina, personal del Instituto Nacional del Agua y personal del Juzgado Federal que entiende en la causa. Durante el allanamiento se realizaron extracciones de muestras de agua para que puedan ser analizadas en laboratorios técnicos".

Papel Prensa, valga la aclaración, es una empresa donde conviven el Estado argentino y los dos grupos periodísticos más importantes del país: diarios La Nación y Clarín. Fue creada por la dictadura y permitió que los militares contaran con medios obsecuentes de las aberraciones que realizaban.

Es una firma que permite tener controlado a los medios periodísticos, ya que es el principal abastecedor de la materia prima que se necesita para imprimir los diarios. Y si alguien se atreve a denunciar más allá de lo debido, la falta de insumos le cae como una maldición.

Finalmente, es dable mencionar que Tribuna de Periodistas viene abogando desde hace años respecto a la impune contaminación de Papel Prensa, en el marco de la interminable embestida que vienen sufriendo las pasteras uruguayas, Botnia y Ence. ¿Adónde están ahora los medios que magnificaron sin sentido el conflicto con Uruguay?


  Contundente señal contra la prepotencia K. Por Christian Sanz.

Otra vez la prepotencia kirchnerista. Una muestra más del soberbio autoritarismo oficial. Pero esta vez la gota rebalsó el vaso. Ya nadie tolera semejante despojo contra el campo, no al menos en el marco de un gobierno que ha robado más que ningún otro en la historia argentina. ¿Cómo este matrimonio de innombrables puede hablar de "desigualdad social" cuando han robado y mentido descaradamente respecto a los fondos de Santa Cruz y otros tópicos vernáculos?

Se ha transformado nuestro país -hermoso país- en una caterva de delincuentes aferrados a un discurso pseudoprogresista, que sólo conoce la coacción y el delito para llevar adelante su plan de enriquecimiento personal. Acompañados ellos por una corte de aduladores oficiales de toda índole: periodistas obsecuentes y corruptos -que nada aprendieron de lo sucedido durante la dictadura militar-, funcionarios cómplices -incluida la oposición- y jueces enriquecidos e imbéciles. Todos ellos son responsables del saqueo que se ha hecho al país, gobierno tras gobierno, concluyendo en lo que hoy nos toca en suerte.

La billetera es la mejor mordaza para callar a los cómplices. Si no alcanza, la extorsión a través de sendas carpetas hará lo suyo. La corrupción ha cansado, más aún cuando se suma a la ineptitud de un gobierno que no atina a resolver los problemas y sólo los esconde bajo la alfombra. Si un tema no puede solucionarse, se oculta, como ha sucedido con el Indec, la inseguridad y otras endemias aparentemente irresolubles.

La gente salió a las calles con sus cacerolas, rememorando lo sucedido durante el gobierno de Fernando de la Rúa. ¿Será un nuevo comienzo del "que se vayan todos"? Sea como fuere, se acabó la tolerancia a la imbecilidad... La gente mastica vidrio, pero no lo traga.


 Cacerolazos espontáneos en Barrio Norte, Recoleta, Belgrano y Palermo.

La medida que recuerda a los últimos días de Fernando De la Rúa en el poder es en respuesta al discurso de Cristina de Kirchner en el que se refirió al conflicto con el campo. De esta manera, la gente de dichos barrios muestra su apoyo a los productores agropecuarios. De esta manera los vecinos mostraron sus descontento con el Gobierno en general y Cristina de Kirchner en particular, por la suba de las retenciones que disparó el grave conflicto con el campo.


  Las fuerzas de choque del Gobierno perdieron la calle. Por Urgente 24.

¿Qué tenían que hacer los piqueteros kirchneristas en Plaza de Mayo? Nada. Antes de llegar, protagonizaron un intento de linchamiento de Jorge Fontevecchia, director de Editorial Perfil. Pero, luego, se llevaron una sorpresa: la gente no corrió, los rodeó, los enfrentó y los vapuleó.

Los piqueteros creen que la clase media urbana retrocederá ante la aparición de esos 'batatas' alimentados por los impuestos de los contribuyentes. Falso. Algo similar creyeron los camioneros de Hugo Moyano cuando fueron a Entre Ríos: que los del agro huirían ante la aparición de esos matones de 4ta. categoría. En verdad, son los Kirchner quienes creen en esa solución de los conflictos, probablemente porque lo aplicaron con relativo éxito en Santa Cruz aunque con un costo elevado: tuvieron que emigrar de Río Gallegos.

De todos modos, los Kirchner se equivocan. Los camioneros no pudieron cumplir con su cometido en Entre Ríos, y los piqueteros de Emilio Pérsico y Luis D'Elía quedaron atrapados en Perú y Avenida de Mayo, cerca de la boca del Subterráneo, fueron vapuleados, trompeados y tuvieron que huir como pudieron.

Antes, los piqueteros kirchneristas bajaron por Diagonal Sur e intentaron protagonizar un intento de hostigamiento-linchamiento contra Jorge Fontevecchia, según se informó a Urgente24, que de inmediato comenzó la búsqueda de quienes se autodescribían como "jóvenes K".

Finalmente aparecieron, entre 300 y 500 personas por la calle Perú y avanzaron hacia Avenida de Mayo, creyendo que ante su aparición la gente huiría. Es verdad que había muchas mujeres y niños entre la multitud pero también hombres entre esa multitud que, en forma espontánea, salió a la calle.

De pronto la gente, más de 15.000 personas, comenzó a gritar y, de a poco, comenzó a avanzar sobre los provocadores del pro-iraní D'Elía y su amigo Pérsico, luego los rodearon y el enfrentamiento era previsible, con un resultado desfavorable para los piqueteros, que inexplicablemente habían intentado avanzar sobre Plaza de Mayo.

Pues eso es lo que ocurrió, y la fuerza de choque paragubernamental perdió la calle, entre empujones, trompazos y puntapiés. La derecha no retrocedió. Para tenerlo en cuenta. La gente no fue a buscar violencia, fue provocada, y ante lo irreversible (la policía sabía que avanzaban los piqueteros pero no intervino preventivamente), se actuó en defensa propia.


  D'Elía tomó la Plaza de Mayo.

Luis D’Elia al frente de un grupo de piqueteros llegó a la Plaza de Mayo y produjo el desbande de las familias que manifestaban a favor del campo y en contra de Cristina de Kirchner. “Las retenciones son necesarias para hacer un país más equitativo. Buscamos la democracia con equidad social. Ellos son el país de Recoleta, Belgrano y Barrio Norte”, dijo D’Elia.

Luis D’Elia había realizado una contramarcha similar en oportunidad de la última manifestación que encabezó el falso ingeniero Blumberg. "Evidentemente los agropecuarios quieren volver siete años para atrás. Si Recoleta, Barrio Norte y Belgrano sale a la calle a protestar eso quiere decir que vamos bien", aseguró D’Elia.

"No vamos a aceptar que bajen al gobierno democrático de Cristina Kirchner", agregó. Las agrupaciones que participaron de la toma fueron Libres del Sur, Evita, FTV, Frente Transversal y Popular, Oktubres, entre otros.

   

 Jorge Fontevecchia cuenta la agresión piquetera que sufrió.

Editorial Perfil está en Chacabuco y Diagonal Sur, a dos cuadras de la Plaza de Mayo. Al ver lo que pasaba dejé luces, computadora y TV encendida y fui a ver con mis propios ojos cómo era. Mis ojos no vieron nada diferente a lo que mostraba la televisión. Estaba en el Cabildo conversando con el redactor del diario Perfil, Juan Cruz Sanz, y se acerca una señora con su marido con cara de espanto para decirnos que le habían pegado a pocas cuadras.

Le pedí a Juan Cruz que acompañara a la señora al lugar donde decía que le pegaban a los manifestantes y volví a la editorial por avenida de Mayo hacia Chacabuco. A las 22:30 cruzaba la calle Florida. Venía hablando por celular con el jefe de Redacción de la revista Noticias, Gustavo González, y de pronto siento una fuerte patada en el pecho. Inmediatamente el agresor es apartado por varias personas del mismo grupo supuestamente la avanzada del grupo de D'Elía (que una hora después hizo su irrupción en la plaza).

"Andate porque te matamos". Sigo mi camino, recupero la conversación con un Gustavo González que se había quedado mudo por lo que escuchó a través del celular y a no más de media cuadra se me acerca una chica joven de poco más de 20 años y me grita:

–"Vos sos Fontevecchia, sos un hijo de puta que apoyó a Videla, mi mamá estuvo desaparecida en la ESMA".

–"Estás equivocada –respondí– yo también estuve desaparecido como tu madre. Cuando tenía tu edad me tuvieron chupado en El Olimpo"

–"¡Qué vas a haber estado chupado vos! Venís acá porque apoyás a la Sociedad Rural."

–"No sólo estuve chupado, también me pusieron a disposición del Poder Ejecutivo".

–"Sos un mentiroso hijo de puta".

Se fue corriendo, tenía los ojos llorosos y estaba visiblemente emocionada. Me hubiera gustado seguir conversando con ella. Si llega a leer estas líneas le pido que venga a visitarme para mostrarle los diarios y revistas de la época y continuar nuestra trunca conversación para que ella saque sus propias conclusiones.

Que lástima. Que lástima que la propaganda desinforme a los ciudadanos con mentiras. Pero mucho más grave, que lástima que se construya poder en base a la división. Yo estuve en la Plaza de Mayo en diciembre del 2001. Estuve toda la noche previa a la renuncia de De la Rúa. Me fui de aquella plaza con la misma tristeza que la dejé hoy.

Que lástima.


  El cacerolazo y la policía de la ciudad. Por Pablo Dócimo.

Muchas veces escuchamos que cuando la ciudad se inunda la principal causa es la basura que tapa los desagües. Luego, ya inundada la ciudad, lo primero que se aprecia es como comienza a flotar la basura. A Cristina, como dicen en el campo, se le inundó el rancho, y la basura está empezando a flotar. Esto, dicho en otras palabras, significa que ahora, se empezarán a ver, y entender, hechos y actitudes que hasta este momento se disimulaban.

No es ninguna novedad que el principal opositor para las elecciones de 2011 será Mauricio Macri, como tampoco es ninguna novedad que el kirchnerismo utiliza cualquier método que esté a su alcance para destruir a sus enemigos. No es necesario ahondar mucho en el tema, basta con recordar algunas actitudes fascistas de la versión morocha y subdesarrollada de Robin Hood, Luis D`Elía, como por ejemplo la usurpación de tierras, el incendio de la comisaría, la violación de propiedades privadas, la "contramarcha" a la concentración de Blumberg para intimidar a la gente, el boicot a estaciones de servicio y a la refinería Shell bloqueando las puertas, entre paréntesis, ¿por que cuando él bloquea y corta calles está bien y cuando lo hacen otros está mal?; y lo que está ocurriendo en estos momentos, ir a la Plaza de Mayo a intimidar, golpear, agredir y patotear a ciudadanos que tienen el mismo derecho que él de expresar su disconformidad.

Y aquí está la clave. D´Elía tiene la zona liberada por la policía. La emboscada que recibió la gente la noche del martes 25, contó con el consentimiento de la policía, que no intervino en ningún momento permitiendo que los guerreros de D´Elía, a quien a esta altura se lo puede calificar perfectamente de delincuente, hayan hecho lo que quisieron.

Lo mismo ocurrió anoche, cuando apretaban a quienes iban a la plaza a manifestarse. ¿La policía? Increíblemente tenía órdenes de no intervenir. Señor lector, ¿entiende ahora por que el gobierno nacional no quiere traspasar la policía a la Ciudad de Buenos Aires? Ese es el verdadero motivo, ya que teniendo el control de la policía, pueden controlar el caos, y perjudicar a Mauricio Macri, las pruebas están a la vista.

Lo que está haciendo el gobierno es tres veces reprochable, en primer lugar, el acto despótico del aumento de las retenciones, siendo ellos los responsables y generadores de este conflicto; en segundo lugar, mandar a estos patoteros a reprimir al pueblo, y por último, serán los únicos responsables de las lamentables e inevitables consecuencias que vendrán, ya que esta situación, que todos sabemos por que y cómo comenzó pero nadie sabe como terminará, mal que les pese a los kirchneristas, recién comienza.


 Zona liberada: D’Elía y los piqueteros K echaron otra vez a los ciudadanos que manifestaban a favor del campo. Por Urgente24.

Desde hace poco menos de una hora vecinos porteños volvieron a dirigirse a la Plaza de Mayo para manifestarse a favor del campo y en contra de la presidente Cristina de Kirchner. Pero sus deseos resultaron rápidamente contrariados por Luis D’Elía y sus huestes, quienes mediante corridas y golpes los arriaron hasta el obelisco. ¿Y la Policía Federal? Bien, gracias.

“Seguimos en la calle y vamos a seguir en contra del chantaje de la oligarquía”. Con esa afirmación el piquetero Luis D’Elía se ‘hizo cargo’ de la Plaza de Mayo y arrió a decenas de manifestantes pacíficos. Los manifestantes a favor del campo fueron víctimas de golpes y corridas. En estos momentos se encuentran reunidos en el obelisco, cantando y expresando sus ideas.

La desconcentración está planeada por 9 de julio, subiendo Santa Fe, hasta llegar a la zona de Callao. La idea de los manifestantes es no cruzarse nuevamente con los piqueteros K. Mientras tanto, la Policía Federal brilla por su inacción. 


  Luis D´Elía: "No tengo problemas en matarlos a todos".

El impresentable piquetero oficialista que encarna el grupo de choque del gobierno de Cristina Kirchner dijo en declaraciones radiales que "lo único que me mueve es el odio contra la puta oligarquía. No tengo problemas en matarlos a todos". Impune, D`Elia dice y hace lo que quiere. ¿Quién se hará responsable del 'payaso fuera de control'.

D´Elía, en un tono que delataba desborde según publica el diario La Nación, dijo a la radio FM Reporter 650 que tiene un "odio visceral contra los blancos, de Barrio Norte". "Sépanlo de mi boca. Ustedes piensan que nosotros somos inmundicia, escoria, barbarie. Tengo el mismo odio que nos tienen ustedes a nosotros los del norte, lo único que me mueve es el odio contra ustedes", insistió en un reportaje que le concedió a Elizabeth de Luca.


  Carta abierta a Luis D'Elía. Por Christian Sanz.

At. Luis D'Elía:

Motiva la presente, solicitarte respetuosamente que me respondas a una serie de interrogantes que me han surgido luego de haber visto tu insólita conducta de las últimas horas. Me conocés, ya que hemos compartido alguna vez algún almuerzo de algún amigo en común y hemos intercambiado alguna que otra opinión. Espero, pues, que me respondas lo siguiente:

¿Cómo podés ser tan caradura de chocar contra aquellos que intentan hacer un piquete pacífico cuando vos te hiciste tristemente célebre haciendo exactamente lo mismo?

¿Cómo podés hablar de "pacifismo" cuando te la pasaste apretando gente que intentaba marchar de manera lícita y tranquila? (1)

¿Por qué no blanqueás que el kirchnerismo te paga un suculento sueldo mensual para hacer de grupo de choque y que mantiene los costos de la ostentosa oficina que tenés en plena Av. Corrientes?

¿Cómo se entiende que aceptes dinero de cualquiera que te pague, sea la embajada de Irán, Venezuela o el vecino de la otra cuadra? ¿No es eso ser un "mercenario"?

¿Cómo podés explicar que el séquito de personajes que te acompaña posea armamento de fuego y los consecuentes permisos por parte del Renar? ¿Quién gestionó esos permisos? ¿Las armas son para protestar pacíficamente?

¿Explicarás algún día por qué has vendido terrenos en Ciudad Evita que te habían sido donados por el Gobierno Nacional?

¿Cómo podés ser tan caradura de hablar de "legalidad" cuando impunemente tomaste la comisaría 24 en el año 2004? ¿Vos sabés que cometiste 11 delitos en esa oportunidad?

¿Cómo podés hablar de "tolerancia" cuando hiciste un piquete -rentado- contra la petrolera Shell?

¿Cómo podés decir que representás a "humildes trabajadores" cuando tenés un nivel de vida que no podés justificar? (2)

¿Cómo podés hablar de "respeto" cuando quisiste expropiar campos y propiedades privadas?

¿No te da vergüenza ser un felpudo del kirchnerismo?

¿No te da vergüenza ser tan obsecuente a un Gobierno que está devastando al país?

¿Qué le vas a decir a tus hijos y nietos cuando te pregunten qué hiciste vos cuando expropiaban nuestra Nación?

¿Por qué no le hacés un piquete a los empresarios pesqueros, que ganan infinitamente mucho más dinero que el campo y no pagan retenciones?

¿Tendrás la mínima delicadeza de responder a alguna de estas preguntas? Muchas gracias.

Notas:

1) El día 26 de marzo este cronista estuvo en Plaza de Mayo y pudo ser testigo directo del apriete silencioso por parte del séquito de D'Elía contra aquellos que querían apoyar al campo.

(2) D'Elía posee una imponente casa en Cnl. Isleños 565 de Isidro Casanova. La parte de adelante tiene apariencia humilde, pero tiene otro inmueble detrás sumamente ostentoso.


  El acto de Parque Norte bautizó a D'Elía como fuerza de choque oficial del kirchnerismo

La actuación durante el paro del campo de Luis D'Elía horrorizó a buena parte de la clase media argentina. Pero el kirchnerismo optó por olvidar las encuestas y lo premió sentándolo a la derecha de la oradora única, la presidenta de la Nación, Cristina de Kirchner. Hasta hace poco olvidado por Cristina, hoy D’Elía vive un protagonismo que hacía rato no tenía. Una suerte de mensaje para el campo y toda la sociedad argentina. En cambio Hugo Moyano, José Rodríguez y los ministros fueron ubicados a la izquierda de Cristina de Kirchner.


  La prepotencia de Cristina. Por Christian Sanz.

Felpudo. Así es cómo Cristina Kirchner trata a aquellos a los que les habla en sus venales discursos, con una prepotencia que asusta y de manera fuertemente imperativa. No sólo a ellos, sino a los funcionarios que la acompañan en sus actos, obligándolos a rendir pleitesía a sus vacías palabras.

De más está decir que esto es un peligro ya que, al no permitir el disenso, no tiene oportunidad de ver en qué cosas puede estar equivocada. Su verdad es la "verdad revelada", y nadie puede decir lo contrario. Es lo que anoche se vio cuando habló en Parque Norte sobre el problema del campo. Hubo partes de su discurso que fueron conciliadoras -las menos- pero el tono utilizado desmereció cada una de esas palabras.

Independientemente de esto, ¿adónde está la dignidad de los que agachan la cabeza y aplauden a rabiar? ¿Tanto puede un poco de temor y otro poco de dinero? ¿No es vergonzoso ver a funcionarios que tienen toda una trayectoria -no prestigio, pero sí trayectoria- hacer de bufones de la reina? Jamás se ha visto algo semejante en la historia política argentina.

¿Qué dirán estos impresentables a sus hijos el día de mañana cuando estos les pregunten cuál fue su actuación frente al saqueo del país? Sin palabras.


Intentos de saqueos.

Según informa el Diario Crítica, en La Tablada y en La Matanza se registraron algunos incidentes en supermercados. Un grupo de “activistas” intentó saquear el supermercado Wal Mart de La Tablada y fueron detenidos, según informa el diario Crítica, quien obtuvo la confirmación de la comisaría Distrital Noreste 3º de esa localidad bonaerense.

Además en La Matanza fue saqueado un supermercado chino, por lo que los comerciantes de la zona decidieron cerrar sus negocios, temiendo sufrir saqueos. Crítica asegura que en estos lugares fue donde se concentraron varios piqueteros de Gran Buenos Aires, seguidores de Luis D'Elía, que se dirigían al acto de Parque Norte, donde la presidenta de la Nación dio su discurso.


  Carta abierta a Cristina. Por Fernando Peña.

Cristina, mucho gusto. Mi nombre es Fernando Peña, soy actor, tengo 45 años y soy uruguayo. Peco de inocente si pienso que usted no me conoce, pero como realmente no lo sé, porque no me cabe duda que debe de estar muy ocupada últimamente trabajando para que este país salga adelante, cometo la formalidad de presentarme.

Siempre pienso lo difícil que debe ser manejar un país... Yo seguramente trabajo menos de la mitad que usted y a veces me encuentro aturdido por el estrés y los problemas. Tengo un puñado de empleados, todos me facturan y yo pago IVA, le aclaro por las dudas, y eso a veces no me deja dormir porque ellos están a mi cargo. ¡Me imagino usted! Tantos millones de personas a su cargo, ¡qué lío, qué hastío!

La verdad es que no me gustaría estar en sus zapatos. Aunque le confieso que me encanta travestirme, amo los tacos y algunos de sus zapatos son hermosísimos. La felicito por su gusto al vestirse. Mi vida transcurre de una manera bastante normal: trabajo en una radio de siete a diez de la mañana, después generalmente duermo hasta la una y almuerzo en mi casa. Tengo una empleada llamada María, que está conmigo hace quince años y me cocina casero y riquísimo, aunque veces por cuestiones laborales almuerzo afuera.

Algunos días se me hacen más pesados porque tengo notas gráficas o televisivas o ensayos, pruebas de ropa, estudio el guión o preparo el programa para el día siguiente, pero por lo general no tengo una vida demasiado agitada. Mi celular suena mucho menos que el suyo, y todavía por suerte tengo uno solo.

Pero le quiero contar algo que ocurrió el miércoles pasado. Es que desde entonces mi celular no deja de sonar: Telefe, Canal 13, Canal 26, diarios, revistas, Télam. De pronto todos quieren hablar conmigo. Siempre quieren hablar conmigo cuando soy nota, y soy nota cuando me pasa algo feo, algo malo.

Cuando estoy por estrenar una obra de teatro, mañana, por ejemplo, nadie llama. Para eso nadie llama. Llaman cuando estoy por morirme, cuando hago algún "escándalo" o, en este caso, cuando fui palangana para los vómitos de Luis D'Elía. Es que D'Elía se siente mal. Se siente mal porque no es coherente, se siente mal porque no tiene paz.

Alguien que verbaliza que quiere matar a todos los blancos, a todos los rubios, a todos los que viven donde él no vive, a todos lo que tienen plata, no puede tener paz, o tiene la paz de Mengele. Le cuento que todo empezó cuando llamé a la casa de D'Elía el miércoles porque quería hablar tranquilo con él por los episodios del martes: el golpe que le pegó a un señor en la plaza. Me atendió su hijo, aparentemente Luis no estaba. Le pregunté sencillamente qué le había parecido lo que pasó. Balbuceó cosas sin contenido ni compromiso y cortó.

Al día siguiente insistí, ya que me parecía justo que se descargara el propio Luis. Me saludó con un: ¿qué hacés, sorete? y empezó a descomponerse y a vomitar, pobre Luis, no paraba de vomitar. ¡Vomitó tanto que pensé que se iba a morir! Estaba realmente muy mal, muy descompuesto. Le quise recordar el día en el que en el cine Metro, cuando Lanata presentó su película Deuda, él me quiso dar la mano y fui yo quien se negó.

Me negué, Cristina, porque yo no le doy la mano a gente que no está bien parada, no es mi estilo. Para mí, no estar bien parado es no ser consecuente, no ser fiel. Acepto contradicciones, acepto enojos, peleas, puteadas, pero no tolero a las personas que se cruzan de vereda por algunos pesos.

No comparto las ganas de matar. El odio profundo y arraigado tampoco. Las ganas de desunir, de embarullar y de confundir a la gente tampoco. Cuando me cortó diciéndome: Chau, querido??, enseguida empezaron los llamados, primero de mis amigos que me advertían que me iban a mandar a matar, que yo estaba loco, que cómo me iba a meter con ese tipo que está tan cerca de los Kirchner, que D'Elía tiene muuuucho poder, que es tremendamente peligroso. Entonces, por las dudas hablé con mi abogado. ¡Mi abogado me contestó que no había nada qué hacer porque el jefe de D'Elía es el ministro del Interior! Entonces sentí un poco de miedo.

¿Es así Cristina? Tranquilíceme y dígame que no, que Luis no trabaja para usted o para algún ministro. Pero, aun siendo así, mi miedo no es que D'Elía me mate, Cristina; mi miedo se basa en que lo anterior sea verdad. ¿Puede ser verdad que este hombre esté empleado para reprimir y contramarchar? ¿Para patotear? ¿Puede ser verdad? Ése es mi verdadero miedo. De todos modos lo dudo. Yo soy actor, no político ni periodista, y a veces, aunque no parezca, soy bastante ingenuo y estoy bastante desinformado. Toda la gente que me rodea, incluidos mis oyentes, que no son pocos, me dicen que sí, que es así.

Eso me aterra. Vivir en un país de locos, de incoherentes, de patoteros. Me aterra estar en manos de retorcidos maquiavélicos que callan a los que opinamos diferente. Me aterra el subdesarrollo intelectual, el manejo sucio, la falta de democracia, eso me aterra Cristina. De todos modos, le repito, lo dudo. Pero por las dudas le pido que tenga usted mucho cuidado con este señor que odia a los que tienen plata, a los que tienen auto, a los blancos, a los que viven en zona norte. Cuídese usted también, le pido por favor, usted tiene plata, es blanca, tiene auto y vive en Olivos.

A ver si este señor cambia de idea como es su costumbre y se le viene encima. Yo que usted me alejaría de él, no lo tendría sentado atrás en sus actos, ni me reuniría tan seguido con él. De todas maneras, usted sabe lo que hace, no tengo dudas. No pierdo las esperanzas, quiero creer que vivo en un país serio donde se respeta al ciudadano y no se lo corre con otros ciudadanos a sueldo; quiero creer que el dinero se está usando bien, que lo del campo se va a solucionar, que podré volver a ir a Córdoba, a Entre Ríos, a cualquier provincia en auto, en avión, a mi país, el Uruguay, por tierra algún día también.

Quiero creer que pronto la Argentina, además de los cuatro climas, Fangio, Maradona y Monzón, va a ser una tierra fértil, el granero del mundo que alguna vez supo ser, que funcionará todo como corresponde, que se podrá sacar un DNI y un pasaporte en menos de un mes, que tendremos una policía seria y responsable, que habrá educación, salud, piripipí piripipí piripipí, y todo lo que usted ya sabe que necesita un país serio. No me cabe duda de que usted lo logrará.

También quiero creer que la gente, incluso mis oyentes, hablan pavadas y que Luis D'Elía es un señor apasionado, sanguíneo, al que a veces, como dijo en C5N, se le suelta la cadena. Esa nota la vio, ¿no? Quiero creer, Cristina, que Luis es solamente un loco lindo que a veces se va de boca como todos. Quiero creer que es tan justiciero que en su afán por imponer justicia social se desborda y se desboca. Quiero creer que nunca va a matar a alguien y que es un buen hombre.

Quiero creer que ni usted ni nadie le pagan un centavo.

Quiero creer que usted le perdona todo porque le tiene estima.

Quiero creer que somos latinos y por eso un tanto irreverentes, a veces también agresivos y autoritarios.

Quiero creer que D'Elía no me odia y que, la próxima vez que me lo cruce en un cine o donde sea, me haya demostrado que es un hombre coherente, trabajador decente con sueldo en blanco y buenas intenciones.

Cuando todo eso suceda, le daré la mano a D'Elía y gritaré: ¡Viva Cristina!

Cuántas ganas tengo de que todo eso suceda.

¿Estaré pecando de inocente e ingenuo otra vez? Espero que no.

La saluda cordialmente, Fernando Peña

Fuente: Diario Critica de la Argentina.

 

 El crimen de Calafate.

La historia de Gabriel Hueicha, un tehuelche muerto a golpes, es el policial emblemático y el secreto mejor guardado de El Calafate. Hay cuatro implicados, incluido el jefe comunal, Javier Belloni. El poder pingüino logró ocultarlo con amenazas y sobornos.

El 16 de enero de 1997 Mario Hueicha enterró a su hijo en el cementerio público de Río Gallegos y salió a buscar venganza. Se calzó un revólver 38 en la cintura y manejó 350 kilómetros de estepa –que es como la nada- hasta El Calafate, a orillas del Lago Argentino. Pasó días enteros tratando de encontrar a los asesinos de Gabriel.

   https://bolinfodecarlos.com.ar/260308_calafate.htm


 "Pensé que no iba a escribir más sobre los años setenta". Por Miguel Russo.

Martín Caparrós dedicó La voluntad (esa monumental trilogía sobre la militancia revolucionaria en la Argentina que escribió con Eduardo Anguita) "a todos los que quisieron escribir otra historia". Ahora, en las primeras páginas de su nueva novela A quien corresponda, puede leerse: "Este relato debería ser ficción. Sería fantástico".

Entre una y otra frase pasaron diez años. Diez años en que, en lo general, el país quebró, salió a la calle en masa, vio como un presidente repetía una escena con helicóptero y terraza que se pretendía olvidada, conoció semanas de sucesiones en el poder demenciales, volvió a votar, se aquietó, aplaudió medidas, criticó medidas.

   https://bolinfodecarlos.com.ar/260308_caparros.htm


 El emotivo retorno del cacerolazo. Por Pablo Dócimo.

Hace poco más de un mes, en este mismo sitio, señalábamos la llamativa ausencia de protagonismo de Cristina Fernández de Kirchner, como también lo llamativa de la carencia de toma de decisiones por su parte. También hacíamos mención a que allegados a la presidente pretendían hacer creer que la "verdadera acción" comenzaba en marzo. Sin embargo, para quien suscribe, lo que comenzaría en marzo, serían las complicaciones a raíz del desgobierno de Cristina.

Para hacer honor a la verdad, para predecir lo que hoy está ocurriendo no es necesario ser profeta ni experto, sólo basta con aplicar el sentido común y analizar los hechos con objetividad, dos cosas que nunca tuvieron los Kirchner, ni sentido común ni objetividad.

   https://bolinfodecarlos.com.ar/270308_cacerolazo.htm


 El verdadero mensaje de las cacerolas. Por Joaquín Morales Solá.

Habían olvidado el miedo. Ese miedo que las cacerolas habían instalado en los gobernantes desde fines de 2001 hasta bien entrado el gobierno de Néstor Kirchner, cuando ya transcurría el 2004. Las cacerolas volvieron anteanoche, sorpresivas y autónomas, y, seguramente, también volvió el miedo en la cima que alberga a los que gobiernan. Las cacerolas son temibles en la Casa de Gobierno, pero lo son más aún cuando golpean las puertas de Olivos. Ocurrieron ambas cosas.

Sólo ese miedo probable y la soledad política pueden explicar, al mismo tiempo, que el Gobierno le haya ordenado a Luís D’Elía salir con su fuerza de choque para enfrentar la rebelión de las cacerolas. D’Elía no haría nunca lo que hizo –ir de la provocación de las palabras a la violencia de los hechos– sin una indicación precisa del vértice mismo del poder. Pero la imagen del líder piquetero que daba puñetazos de ciego, con el pecho descubierto, fue también una imagen patética de la soledad política del Gobierno.

   https://bolinfodecarlos.com.ar/270308_mensaje.htm


 Epidemia de autismo en Argentina. Por Silvana J. Pisari.

Mientras en el mundo se habla de la actual pandemia de enfermedades del neurodesarrollo infantil, en Argentina sólo contamos con la información oficial de la Encuesta Nacional de Personas con Discapacidad (ENDI 2.001). La cifra de personas con discapacidad mental de 0 a 14 años asciende a 100.456 sobre un total de 2.886.443 con distintos tipos de discapacidad en todo el país.

De acuerdo a estos datos del INDEC, la población de 0 a 4 años, edad promedio del diagnóstico de trastornos generalizados del desarrollo basados en el criterio  DSMIV son 15.486 niños. En el año 2.007 se realiza un censo promovido por la Cámara de Diputados a efectos de detectar la población que padece Autismo en la Provincia de Buenos Aires.

   https://bolinfodecarlos.com.ar/280308_autismo.htm


 Fenomenal niño Índigo de Rusia.

El niño fenómeno intelectual y paranormal, llamado Boriska, tiene como madre a Nadezhda, una dermatóloga de una clínica pública rusa que se graduó en el Instituto Médico de Volgograd sobre 1991. El padre es funcionario público aposentado. Científicos rusos asumen públicamente sus investigaciones sobre espiritualismo abordando la reencarnación reconocida científicamente y la existencia de vida extraterrestre.

He aquí el texto completo, traducido de un reportaje de PRAVDA, firmado por el periodista y científico Gennady Belimov.

   https://bolinfodecarlos.com.ar/290308_indigo.htm


 Consejos del doctorcito Goebbels a una sudaca prominente. Por Ernesto Poblet.

Don Joseph Goebbels -aquel legendario Ministro de la Propaganda e Información de Hitler- hablaba un lunfardo con acento medio teutón pero se hacía entender: “Piba, vos mandate cien bolazos juntos en una hora. Te creerán diez y ya es bastante.

Empezá con algo grosso. Algo así como que los cacerolazos no fueron espontáneos. Invocá una cadena de mails por la mañana. ¿quien te puede desmentir…?. Ahora hay mails de toda clase y a cada segundo. Eso sí, no se te ocurra exagerar. Si decís que los caceroleros fueron llevados en ómnibus y distribuidos para cacerolear en todo Buenos Aires y las provincias y repartieron sándwiches y coca, nadie te cree. Son giles pero no tanto.”

   https://bolinfodecarlos.com.ar/290308_consejos.htm


 ¿Será cierto qué...?

Cuando el paro de los empresarios agropecuarios ya tenía un muy alto impacto en la sociedad, el ministro de Economía estaba tomando sol en Buzios, junto a su novia. En el vuelo de regreso fue reconocido por algunos ciudadanos que el hicieron pasar un muy mal momento.

Lavagna subió las retenciones al campo al 23,5%, Micelli al 27,5%, Peirano al 35% y Lousteau al 44%. Según la Suprema Corte de Justicia más de 33% es CONFISCATORIO. ¿Por qué no aplican retenciones a las extracciones mineras, que contaminan nuestro suelo y no pagan? ¿Por qué no aplican retenciones a la pesca? ¿Por qué son amigos de los K?

En los últimos cinco años la diplomacia boliviana en el país ingresó a la Argentina un total de 114 automóviles con franquicias especiales, a razón de 23 por año. Entre los rodados que fueron importados hubo dos motocicletas de lujo Harley Davidson. Arturo Liebers Baldivieso, en 2005, según el documento de la cancillería boliviana, ingresó al país una camioneta Hummer H2, un Porsche, 30.000 cigarrillos, 240 botellas de whisky, 240 botellas de champagne, 168 botellas de vodka, 48 botellas de cognac, 48 botellas de licor, tres televisores plasma de 42 pulgadas, tres home theatre, y dos computadoras personales. Todo, por un total de 147.591 dólares.


Los artículos publicados pueden reproducirse siempre que se cite la fuente. No representan nuestra opinión. Puedes enviar artículos para incorporar a los Bolinfos a  

Bolinfos Anteriores